Share

ACADE defiende que la deducción fiscal de 1.000 euros esté solo dirigida a centros infantiles autorizados

Cualquier tipo de establecimiento empresarial precisa de la licencia municipal para su funcionamiento, sea un bar, un comercio o un taller”. Así lo manifestó Juan Santiago, presidente de ACADE a El Economista el 5 de marzo.

“Pero si se trata de un centro de Educación Infantil, precisa obligatoriamente la autorización de la Administración autonómica. Los centros que carecen de tal autorización no son centros educativos son establecimientos con una autorización municipal para ejercer una actividad distinta a la educativa (ludotecas, parques infantiles, espacios para la realización de fiestas y eventos, etc.), por tanto, estamos hablando de establecimientos con una autorización municipal de uso no educativo y que en ocasiones están ofertando y ejerciendo de forma ilegal como centros educativos, sin tener ningún control para tal actividad”, subrayó.

 

 

 

Noticias relacionadas