Share

TIBOT: Pensamiento computacional y robótica educativa. Caso práctico

Artículo escrito por Tibot. Robótica educativa

 

El pensamiento computacional es un proceso mental frente a un problema. Cuando nos enfrentamos a un problema poniendo en práctica el pensamiento computacional tratamos de proponer soluciones que pueden ser representadas como secuencias de instrucciones y algoritmos, habilidades propias de la computación.

Existen cuatro técnicas clave para el pensamiento computacional:

  • Descomposición: descomponer un problema o sistema complejo en partes mas pequeñas y manejables
  • Reconocimiento de patrones : buscar similitudes entre los problemas y dentro de los mismos
  • Abstracción de la información irrelevante: enfocarse solo en la información importante, ignorando detalles irrelevantes
  • Algoritmos: desarrollar una solución paso a paso o las reglas a seguir para resolver el problema

 

Si nos centramos en las aulas, ¿qué beneficios pueden obtener nuestros niños y niñas de practicar el pensamiento computacional? ¿Cómo podemos ponerlo en práctica?

Beneficios de la práctica del pensamiento computacional en el aula:

  • Creatividad
  • Resolución de problemas
  • Aprendizaje colaborativo
  • Espíritu crítico
  • Comunicación

 

Cómo lo puedo trabajar en mi aula

El mundo que nos rodea está lleno desafíos que pueden ser abordados desde la perspectiva del pensamiento computacional. La dificultad reside en elegir las herramientas que nos faciliten el desarrollo del pensamiento computacional.

En este artículo nos centraremos en una de estas herramientas: la Robótica Educativa.

La Robótica Educativa es una herramienta tremendamente versátil y muy interesante por su carácter tecnológico, manipulativo y experimental para llevar al aula y practicar el pensamiento computacional.

Vamos a verlo con un caso práctico. En este vídeo planteamos un reto de Robótica Educativa con Bee Bot para primaria. Vamos a analizar con este reto cómo se desarrollan las 4 técnicas clave del pensamiento computacional y los beneficios.

 

PROBLEMA: Conseguir el número más alto. Técnicas clave del Pensamiento computacional en este Reto:

Descomposición: descomponer un problema o sistema complejo en partes más pequeñas y manejables.

Qué números nos sirven para llegar al número más alto

Dónde están situados en el tapete

Cómo podemos circular por los números elegidos con las condiciones impuestas

Cómo funciona la Bee Bot

 

Reconocimiento de patrones: buscar similitudes entre los problemas y dentro de los mismos.

Los movimientos de la Bee Bot siguen un patrón. ¿Podemos utilizar este patrón para generar hipótesis? Es decir, ¿Cuántos movimientos hacia delante y cuántos giros podemos utilizar?

Abstracción de la información irrelevante: enfocarse solo en la información importante, ignorando detalles irrelevantes.

¿Necesitamos utilizar todas las órdenes? Una condición es que no se puede repetir casilla, por lo que descartamos la orden “atrás”, tampoco necesitaremos la pausa. Nos enfocamos en la información importante descartando lo irrelevante.

Algoritmos:  desarrollar una solución paso a paso o las reglas a seguir para resolver el problema.

Una vez reconocidos los números que nos interesan y el patrón de movimientos de la Bee Bot, ¿podemos establecer un recorrido que cumpla las condiciones? Para ello debemos diseñar un recorrido y traducirlo a un algoritmo que entienda la Bee Bo.

 

Ahora analicemos los beneficios de enfocar este problema desde el pensamiento computacional:

Creatividad: Permitirnos imaginar soluciones mas allá de lo esperado, disparatadas a priori, nos ayuda a ampliar el espectro de las posibles soluciones, practicando el pensamiento lateral y la innovación.

Resolución de problemas: el aprendizaje se produce al plantear un problema del que pueden existir múltiples soluciones.

Aprendizaje colaborativo: Si realizamos esta actividad en grupo necesitaremos habilidades colaborativas para exprimir al máximo las potencialidades de cada una de las personas del grupo.

Espíritu crítico: Necesitamos de esta habilidad para poner en duda cada propuesta, las nuestras y las de las demás personas. Esto ayudará a afinar lo máximo posible en una solución óptima común.

Comunicación: Fundamental en todos los ámbitos y también en este juego, si lo realizamos en grupo. Saber escuchar de forma activa y saber comunicar nuestros pensamientos teniendo siempre en cuenta a las personas que nos escuchan.

Por último queremos poner especial hincapié en el trabajo en grupo frente al trabajo individual.

Probablemente si te pido que pongas una imagen al concepto “pensamiento computacional”, te venga a la mente un niño frente a un ordenador.

Si como educadores nos limitamos al trabajo individual perderemos un montón de oportunidades de aprendizaje relacionadas con la comunicación, el espíritu crítico y la colaboración. En este sentido, la Robótica Educativa es una herramienta fantástica para poner en práctica en tu aula un aprendizaje muy rico en el sentido colaborativo.

 

 

 

Noticias relacionadas