Mano levantada en clase
Share

La Ejecutiva de centros de ACADE-Comunidad Valenciana analiza la situación tras la Mesa Sectorial de Educación

Los colegios que componen la Ejecutiva de ACADE-Comunidad Valenciana están manteniendo reuniones periódicas para analizar la situación en esta crisis de la COVID-19 y compartir las mejores experiencias del sector. La última tuvo lugar ese jueves 16 de abril tras la celebración de la Mesa Sectorial de Educación entre el Ministerio y las comunidades autonómicas.

Precisamente, el objetivo de este encuentro fue abordar los acuerdos anunciados por la ministra y estudiar qué medidas se pueden poner en práctica tras la crisis sanitaria. Uno de los principales problemas analizados es la falta de concreción de algunas medidas del acuerdo alcanzado. Así lo manifiesta Franc Corbí, vicepresidente primero de ACADE y miembro de la Junta Directiva en la comunidad valenciana cuando destaca que no se ha concretado nada en la limitación de aforo tras la reanudación de las clases.

“Esto supone un problema ya que los centros privados en la comunidad valenciana queremos ofrecer actividad educativa en julio con la calidad que nos caracteriza, pero desconocemos cuántos alumnos por clase podemos tener, igual que en el comedor, en el transporte o actividades deportivas. Si establece un  máximo de cinco alumnos por aula, entonces es inviable que podamos ofrecer el servicio presencial”.

La preocupación en el sector educativo es grande. Los centros privados quieren continuar brindando formación a sus estudiantes por ello esta reunión de la Ejecutiva valenciana abordó diferentes formas para continuar con esta labor en función de los distintos escenarios que vayan surgiendo, ya sea de forma telemática o presencial.

En este sentido Corbí subraya que la seguridad es una prioridad para los centros educativos. “Más allá de lo que marca la ley, nosotros vamos a implantar medidas de seguridad e higienizantes adicionales, como pueden ser la toma de temperatura, desinfección, distancias de seguridad…”, afirma.

Los encuentros periódicos también permiten intercambiar experiencias y prácticas “tecnológicas, pedagógicas como de gestión” que sirven a los centros para mejorar su experiencia educativa y analizar cómo están evolucionando. Las dificultades, ya sea al impartir las clases, como con los alumnos o las familias, son una parte importante en este nuevo escenario de alarma sanitaria, por eso también se comparten al igual que “las fórmulas que cada centro ha encontrado para solucionarlas”.

Consolidación de nueva formas de enseñanzas

Como positivo de esta situación, Franc Corbí es rotundo al afirmar que “la tecnología y la enseñanza online se han consolidado de forma definitiva en enseñanza, en la práctica docente y en el proceso de estudio y aprendizaje. Esto nos va a servir mucho ya que podremos dar apoyo online, clases tutoriales si los alumnos o las familias lo necesitan, o si un alumno por una cuestión médica no puede venir a clase, podrá recibirlas de forma telemática adecuada a su ritmo”.

 

Foto: <a href="https://www.freepik.es/fotos/escuela">Foto de Escuela creado por jcomp - www.freepik.es</a>

Noticias relacionadas

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si hace clic en "Aceptar" o continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar