Share

Los alumnos matriculados en universidades privadas crecieron un 11,6 % en el curso 2018-2019

  • En el mismo periodo, el alumnado de las universidades públicas disminuyó un 0,6 por ciento.

  • Las universidades privadas ahorran al Estado unos 2.740 millones de euros cada año.

 

NdP.- Madrid 05/11/2020.-  Según informa ACADE, citando cifras oficiales del Ministerio de Universidades (Datos y Cifras del Sistema Universitario Español.2020),  el número de alumnos matriculados en universidades privadas españolas en el curso 2018/2019 (último del que existen datos disponibles) ascendió a 283.239 estudiantes, con un incremento del 11,6 por ciento en relación con la misma magnitud  del año anterior.

El crecimiento de los estudiantes que han elegido la opción de la universidad privada contrasta con la ligera disminución del alumnado en las públicas, que cayó un 0,6 por ciento y se situó en 1.311.605 matriculados. Con estas cifras, la cuota de mercado de las universidades privadas ha crecido hasta representar el 17,76 por ciento del total.

Para ACADE, este crecimiento de las privadas no se puede achacar  a la escasez de plazas en las públicas. De hecho, las públicas ofertaron en 2018/2019 un total de 246.144 plazas en estudios de grado, mientras que solamente se matricularon 221.134 alumnos, quedando pues 25.010 plazas vacantes, lo que supone el 10,2 por ciento del total ofertado (equivalente a una tasa de ocupación del 89,8 por ciento).

Y tampoco, según ACADE, se puede explicar el crecimiento de las universidades privadas por hipotéticas subidas de precios en las públicas o por una posible disminución de las becas, pues en ambos casos la evolución ha sido la opuesta: han bajado los precios de las  matrículas y se ha aumentado el número de becas.

Para Juan Santiago, presidente de ACADE, “la creciente preferencia de los estudiantes por las universidades privadas, que sucede igualmente en otros países de nuestro entorno y a pesar de la abismal diferencia de costes, se debe al hecho de  impartir unos estudios más enfocados a la empleabilidad del egresado, con materias que son más demandadas por el actual mercado de trabajo, y a través de modelos de aprendizaje más ajustados a las necesidades actuales, como son los sistemas online e híbridos”.

También es destacable que la proporción de estudiantes extranjeros en las privadas (12 por ciento) triplica el mismo porcentaje en las públicas, que apenas llega al 4 por ciento.

Dado que la plaza universitaria en un centro público tiene un coste anual de 9.684 euros, la escolarización de todos los estudiantes de las privadas en universidades públicas le supondría al Estado un gasto suplementario de 2.742 millones de euros, cantidad que se ahorra la Hacienda pública por la existencia de centros privados”.

A la luz de estos datos- concluye ACADE- considerar la implantación del IVA en la Educación universitaria privada carece totalmente de sentido.

 

 

Noticias relacionadas