informeces032015_1100x408
Share

Publica el CES el informe 03/2015 sobre competencias profesionales y empleabilidad

Según el Informe 03/2015 sobre Competencias Profesionales y Empleabilidad del Consejo Económico y Social, España ofrece un elevado riesgo de pérdida de capital humano, con altos costes económicos y sociales. Alerta de un alto porcentaje de jóvenes que han abandonado los estudios, no participa en ninguna formación, carece de empleo y no lo busca activamente y añade que hay “un porcentaje muy elevado de población con niveles bajos que no recibe ningún tipo de formación y no cuenta con experiencia laboral”.

Enfatiza el informe que el empleo en los países más desarrollados va cambiando hacia un modelo polarizado, encabezado por un mayor peso del empleo más cualificado (técnicos y profesionales) y también, en un proceso ‘aparentemente paradójico’, de mayor peso de categorías de empleo con un grado bajo o medio de requisitos de cualificación, asociadas a actividades de servicios. En contrapartida, se reduce el peso de las ocupaciones intermedias como puestos administrativos y manuales cualificados. En el caso de España, es superior el peso de las actividades de servicios, con un peso menor, de profesionales y de técnicos.

La cualificación del empleo en España, inferior a la media europea

Según recoge el informe,  España tiene todavía un nivel medio de cualificación inferior al de los principales países de la Unión Europea. Por ello, incide en la necesidad de fijar políticas encaminadas a configurar un modelo menos polarizado, reduciendo el peso del extremo inferior de las cualificaciones y aumentando el de las altas e intermedias.

Titulación de FP o universitaria

Respecto a la cuantificación actualizada de las titulaciones, los datos indican que en casi tres cuartas partes de las ofertas estudiadas en 2014 se pedía alguna titulación de carácter profesional, ya sea de FP o universitaria. Respecto a la experiencia laboral; es un requisito en el 71% de los puestos analizados, con una media de 3,5 años solicitados como experiencia mínima, dificultando la inserción inicial para los jóvenes.

“Un sistema educativo y formativo complejo demanda articular políticas educativas concertadas en torno a criterios y objetivos comunes de mejora de la calidad y la equidad”, sostiene el informe.

Noticias relacionadas

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar